Una pasión de Décadas

Cuando en 2001  compré mi primera cámara y empecé a descubrir la fotografía digital,  no podía imaginar que en el año 2022 me encontraría gestionando una colección de más de 50 piezas.

No ha sido algo planeado, pero a raíz de moverme desde aquel año siempre en ámbitos relacionados con la fotografía, y debido a lo que seguramente es una herencia paterna (guardar cacharros porque algún día valdrán para algo) llegó un momento en que me encontré con una buena cantidad de estas “piezas de colección”.

 

Esta colección se inició hace más de 10 años con cámaras “familiares”, en especial la  cámara de mi padre (La Minolta - X370), a partir de estas, me animé a adquirir más cámaras, en cada viaje que realizaba solía traer alguna rareza de ese país y poco a poco fui consiguiendo una pequeña y modesta colección. Algunas de ellas de valor sentimental para mí, por recuerdos o momentos en que dichas cámaras entraron a formar parte de ella.

Y empecé a hacer fotografías, “a jugar”, a buscar en internet, a catalogar “mi colección”, pero me sorprendió ver que no era un invento moderno, sino que era una ciencia conocida ya antes de mediados del siglo XIX.

Comencé a adquirir ir algunas cámaras que me resultaban curiosas e interesantes, ya sea por su peculiar diseño o por la historia que se encuentra detrás, y prácticamente sin darme cuenta acabé reuniendo una colección de cámaras únicas, con más de 50 piezas.

Esto, unido a todo lo mencionado con anterioridad, cámaras familiares, regalos, compras varias a lo largo de los años, conforma la colección que presento,  que os expongo para los amantes no solo de la fotografía sino de la historia escondida detrás de muchas de estas extraordinarias piezas.

FIRMA NUEVA BLANCA.png
© Copyright by Rafael G. Luna. All Rights Reserved